El curso 2018-2019 fue el curso en el que se celebró el 25º aniversario del IES Campo de Calatrava de Miguelturra. Mi instituto.

Allí cursé mis estudios de ESO y Bachillerato y conocí a mis amigos de la adolescencia. Guitarras, excursiones en bici y paseos interminables en las madrugadas de verano para hablar de lo divino y lo humano. En definitiva, la amistad.

En el Instituto tuve la suerte de encontrarme un profesorado motivado y activo, pese a todos los pesares del horrible diseño del sistema educativo español.

Un profesorado y una generación de estudiantes comprometidos y entusiasmados con la cultura y la defensa de los derechos humanos. Recuerdo con cariño los recitales de poesía de diciembre y las reuniones en los recreos para sacar adelante el periódico del instituto, la Revista Redacción.

Y la radio, y la clase de música…

Muchísimos buenos recuerdos con buenas personas. (A ver, hubo también momentos malos, que el proceso de adolescencia es una montaña rusa, pero, como cantaban los Celtas Cortos… “sólo recuerdo lo bueno, de lo malo nada”.)

Hace dos años tuve la oportunidad de participar en un homenaje a todos esos buenos momentos colaborando en el documental que conmemoró esos 25 años de comunidad educativa.

Falta muchísima gente en este documental hecho de manera altruista. Pero esperamos que esta pequeña representación ayude a la comunidad educativa del Campo de Calatrava a recordar sus mejores momentos en este centro público de enseñanza.

Mi granito de arena consistió en realizar las entrevistas que luego montó y editó Tomás, profe de plástica del Instituto. El documental se proyectó en el Teatro Cine Paz de Miguelturra en la gala del 25º aniversario.